¿Quién es F. J. Sanz?

Hay autores que un buen día mientras esperan a que se hagan las tostadas, se dicen: ¡voy a escribir fantasía! Algo así tuvo que ocurrirle a Stephen King, maestro del terror y el suspense, cronista de todo lo paranormal que sucede en Maine, Nueva Inglaterra, cuando se decidió a escribir el ciclo de la Torre Oscura. Y como a él, a tantos otros autores que un fatídico día optaron por hacer una temeraria incursión en el género fantástico.

No es el caso de F. J. Sanz.

F. J. Sanz cumplió las 7 etapas previas antes de lanzarse a escribir fantasía épica:

A muy temprana edad comenzó a leer los fantásticos libros de Elige tu propia aventura, los rojos y los de AD&D (negros).
Más tarde descubriría los Reinos Olvidados, Dragonlance, Sol Oscuro y ya no quiso abandonar el género fantástico.
Es heavy y se nutrió de las influencias épicas de Blind Guardian, Gamma Ray, Avantasia o Sonata Arctica, entre otras.
Fue jugador de rol, de los de papel, lápiz y dados alrededor de una mesa, en AD&D, Vampiro, Hombre Lobo, Cthulhu, Paranoia…
También de PC, conquistador de títulos como Baldur’s Gate, Diablo, Neverwinter Nights, Planescape Torment, Warcraft… e incluso admite tener cuenta de World of Warcraft y respetar el lore (lo que sea que signifique eso).
Se ha criado con películas como La Guerra de las Galaxias (¡las auténticas!), Star Trek, Willow, Battlestar Galactica, Matrix o El Enano Rojo.
Y posee una cualidad indispensable para ser un buen escritor de literatura fantástica: le gustan los gatos. Mentira. ¡Le apasionan!

“Para ser un buen escritor

antes hay que haber sido un muy buen lector”

Si leer El pozo de las tinieblas (Douglas Niles, Las Moonshaes 1) supuso el comienzo, devorar las páginas de El iniciado (Louise Cooper, El Señor del Tiempo 1) marcó el camino a seguir. Hoy, con una biblioteca privada de más de 1000 títulos pertenecientes al género de ficción y varios miles más de libros leídos, se siente preparado para opinar sobre literatura fantástica. También para solicitar ayuda cada vez que toca hacer mudanza.

Ávido lector, el principal motivo que lo impulsó a escribir fue no repetir los errores de los autores de diferentes títulos que habían pasado por sus manos. No, F. J. Sanz reclamaba el derecho a cometer los suyos propios. No más seres de luz que aparecían de la nada, en el momento crítico, para salvar tanto la trama como las vidas de unos personajes condenados a morir sin remedio. Se acabaron los héroes de turno que salían indemnes de toda escaramuza, mientras los personajes de atrezzo morían a puñados sin que llegásemos siquiera a conocer sus nombres. Una de las posturas que F. J. Sanz defiende a capa y espada es que, una vez iniciado el asalto al castillo y desde sus almenas comienzan a llover miles de flechas, tantas posibilidades tienen éstas de morder la carne del héroe, como la del cualquier otro de su compañía. Si un personaje, por muy protagonista que sea, ha de morir, morirá.

“Si un protagonista

ha de morir, morirá”

No, no tratéis de culparle por la dramática muerte de vuestro personaje favorito. F. J. Sanz alegará que, como escritor, no es un sádico dios todopoderoso que gobierna el mundo a su antojo y disfruta con el sufrimiento de los héroes de la historia. Nada más lejos. Él se describe como un cronista, un Forjador de Crónicas, cuya humilde labor consiste en transcribir los acontecimientos que suceden en los fantásticos mundos y realidades de los que es testigo.

La predilección de F. J. Sanz por protagonistas de sexo femenino queda patente en la mayoría de sus obras. Basta conque pensemos en personajes como Dyreah (Ojos de Jade), Kieve (Ojos de Jade y Legado de Sombras), Tarani (Legado de Sombras), Axelsson (La leyenda de Dómino) o Fiajna (DRH, de próxima publicación) para que nos demos cuenta de esto. Tanto es así que uno de sus libros favoritos es La puerta al país de las mujeres, de Sheri S. Tepper. Aunque se mostró incapaz de terminar Las nieblas de Avalon.

¿Relaciones homosexuales? ¿Personajes transgéneros? ¿Afectos que oscilan de un lado al otro de la balanza? ¿Por qué no? El amor no entiende de géneros ni de órganos genitales. Si como aventajado cronista no está en su mano decidir quién vive o quién muere, ¿cómo va a determinar de quién se enamoran sus protagonistas? El mundo es demasiado complejo como para tratar de encerrarlo en una celda de inamovibles barrotes.

Influencias literarias


Michael A. Stackpole, Louise Cooper, R. A. Salvatore, Andrej Sapkowsky, Steven Erikson, Dan Abnett, Terry Pratchett, Neil Gaiman, Lois McMaster Bujold, Gary Jennings, Neal Stephenson, Stanislaw Lem, George R. R. Martin, Michael Moorcock, Orson Scott Card, H. P. Lovecraft, Dan Simmons…

No muy amigo de certámenes y concursos, F. J. Sanz ha optado por el formato de los microrrelatos para participar en diferentes iniciativas de terror, aventuras, romántico ¡y hasta erótico!, con notables resultados. Estos textos breves han sido escogidos para integrar diversas antologías del género correspondiente, como Sensaciones y sentidos II, Porciones del alma, Pluma, tinta y papel IV, Inspiraciones nocturnas II, Microterrores II y Breves Heroicidades II.

Una amplia muestra de estas obras concentradas está recogida gratis, para libre difusión, en Microsfera – Universo de Ficción.

Las novelas y textos de mayor extensión han seguido un camino bien distinto.

Son cuatro los libros que hasta el momento F. J. Sanz ha publicado, a la espera de los próximos dos títulos que están por llegar. Aunque los tres volúmenes que componen la novela de fantasía épica Ojos de Jade fueron los primeros en ver la luz, ha sido con Legado de Sombras con la novela con la que ha dado el salto editorial. Nébula llamó a su puerta y de mano de Punto Rojo Libros salió la primera edición de Legado de Sombras, una obra un tanto más oscura que su predecesora. Podéis encontrar los tres libros de Ojos de Jade en Amazon.

Deseoso de regresar a sus orígenes, F. J. Sanz no ha dudado en volcar su atención en los clubes de rol y tiendas frikis del ámbito fantástico a la hora de realizar eventos y presentaciones. La bienvenida que éstos le han brindado ha sido fantástica, por lo que F. J. Sanz se muestra tan agradecido como animado ante esta oportunidad única de conocer de primera mano las opiniones de sus lectores y compartir batallitas alrededor del fuego.

Related Posts

Comments are closed.

Share