Elfos

Es posible que esta bucólica y longeva raza haya perdido fuerza con respecto al empuje de los humanos.
Pero ni mucho menos han dicho la última palabra.

Desde el Imperio del Sol Entre las Hojas (Alyanthar en su lengua, la Nythare), en el continente al sur de los reinos humanos, se está organizando la que será la legítima reconquista de los bosques del antiguo y profanado Reino Élfico de Sin-Tharan.

Espléndidos, hermosos, dotados de una naturaleza mágica, a lo largo de sus extensas vidas han dispuesto de la oportunidad de aprender de los errores cometidos en el pasado. Y no olvidan.

Poseen una constitución esbelta y fibrosa, ágil y veloz. En la lucha confían más en la destreza y la habilidad que en la pura fuerza bruta. Sus agudizados sentidos les proveen de un rico abanico de sensaciones, ignoradas por el resto de los mortales.

De afilados rasgos, sus cabellos, piel y ojos varía desde una amplia diversas de tonos y colores, distinguiendo las diferentes subrazas de elfos. Sus puntiagudas orejas resultan su aspecto más característico y diferenciador, aunque resultaría casi imposible confundir, por ejemplo, a una elfa con una humana, y viceversa.

Conceden su devoción al que consideran Creador y Protector de su gloriosa raza, Alaethar. Sin embargo, otro culto está ganando seguidores día a día, el de Anaivih, diosa predilecta también de los elfos de la sombra (hykars) renegados.

Related Posts

Comments are closed.